¿En qué casos debo de acudir a un abogado de familia?

abogado de familia

Los procesos penales y judiciales son más comunes de lo que parece, incluso dentro de las mismas familias. Sin embargo, eso no quita el hecho de que para algunas personas sea una situación desafortunada y hasta dolorosa por verse en contra de alguien de su propio entorno. Es bajo ese contexto, que el abogado de familia entra en acción para fungir como mediador en el hogar. Pero, ¿qué casos puntuales observa?

Un abogado de familia se puede ver como aquel profesional que se encarga de asesorar a los individuos que requieran de sus servicios. No obstante, lo que lo distingue del resto de letrados es que estos se especializan netamente en atender casos del ámbito familiar o “Derecho de Familia”. Es decir, que estudian todo lo relacionado con las normas jurídicas y civiles para resguardar el correcto orden de las familias.  

¿Qué observa un abogado de familia?

En Walco trabajamos siempre con los mejores profesionales en materia legal, capacitándonos constantemente para estar a la vanguardia de las exigencias de nuestros clientes. Con más de 20 años de experiencia en el campo, elaboramos una lista con los 4 casos más recurrentes en los que es conveniente contratar los servicios de un abogado de familia. Estos son:

1.   Divorcios. Puede clasificarse en: divorcio administrativo y divorcio judicial. El primero recae cuando ambas partes están de acuerdo en disolver su matrimonio. Tiene una duración de 3 meses promedio y se le ve como una “separación ágil”. El segundo, en cambio, atañe muchas otras especificaciones y suele ser uno de los principales factores que obliga a los integrantes de una familia a pisar los tribunales por primera vez. Se prolonga por 24 meses.

Causales de divorcio. Adulterio, violencia física o psicológica, atentado contra la vida de uno de los cónyuges, abandono de hogar por más de 2 años sin justificación, conducta deshonrosa en la convivencia, enfermedad de transmisión sexual adquirida después de la boda, condena por delito, homosexualidad, consumo diario de sustancias ilícitas como drogas y similares, entre muchos otros. También se puede revisar la indemnización en divorcios siempre y cuando las secuelas sean graves y así lo dictamine el juez que revise el caso.

2.   Régimen de tenencia.  Alusivo a la tenencia de los hijos en caso de separación o divorcio de los progenitores. Este caso revisa cual de los padres se hace cargo de convivir con el menor y hacerse responsable de su crianza. En caso de que ninguno se ponga de acuerdo, es el abogado de familia quien establecerá junto a un juez cuál de los dos es el más adecuado para ese rol.

¿Qué considera? Dentro de sus estimaciones, el letrado revisa: la opinión del o los hijos, con quien les gustaría quedarse y cuál de los padres es el más permisivo para no perder el contacto con el otro tras culminada la demanda. Sin embargo, este se quedará con la madre sí o sí siempre que tenga menos de 3 años. También se puede revisar el régimen de pensión alimenticia y el de visitas, variando siempre y cuando la relación de los progenitores mejore.

3.   Autorización de viaje para menor. Se presenta cuando el menor tiene que salir de su ciudad natal ya sea a otra provincia o país para habitarla por un tiempo indefinido. La autorización debe de ser expresa y revisada por un Notario Público bajo la firma del padre que no se quede con el hijo. Sin embargo, cuando este no quiere el tutor legal puede presentar una solicitud al juez que ve su caso para que resuelva una decisión en un plazo no mayor de 3 meses.

Indicaciones excepcionales. Esta solicitud debe de contener: el lugar a donde se irá el menor, las razones por la que viajará, los días que permanecerá fuera de su residencia, acreditar solvencia económica para hacerse cargo del menor en ese tiempo, partida de nacimiento, 2 fotografías, pasaporte (si es fuera del país), entre otros puntos. Si es en el interior del país, el documento se certifica por el Decano del Colegio de Notarios de Lima.

4.   Régimen patrimonial. Puede clasificarse en: Sociedad de Gananciales y Separación de Patrimonios. El primero se presenta cuando se realiza matrimonio civil y concierne a una repartición del 50% del patrimonio para cada cónyuge. Esto, solo si se consiguieron bienes conjuntos. El segundo es todo lo contrario, ya que ambas partes deciden quedarse con el 100% de sus pertenencias en caso de que se presente un escenario de divorcio.

Algunas omisiones. Pese a lo antes expuesto, existen casos en los que pese a incurrir a la Sociedad de Gananciales o Separación de Patrimonios, se consideran “bienes propios” de cada individuo si alguno de los esposos se hace acreedor de: herencias, sucesiones intestadas y testamentos.

¿Qué temas NO revisan?

Contrario a lo que se pueda creer, un abogado de familia no revisa, por ejemplo, temas relacionados con: adelantos de herencia, sucesión intestada, testamentaria o inventarios. Esto, porque esa rama de la Abogacía les corresponde a los abogados de Sucesiones y Herencias. Tampoco ve rectificaciones en cambio de nombres, actas y/o partidas y Hábeas Corpus. Todos correspondientes a letrados de Derechos de Personas y Derecho Penal. 

De esta manera, podemos concluir que, si bien los abogados pueden revisar todos los casos que se le presenten, al igual que en otras carreras, siempre será una mejor alternativa escoger a los profesionales que se especialicen en una rama puntual. Walco cuenta con el mejor bufete de servicios jurídicos a tu disposición, sin papeleo ni trámites complicados. Te guiaremos en cada parte del proceso de su caso, Porque no solo damos respuestas, creamos caras felices en clientes satisfechos.

Si buscas al mejor abogado de familia, entonces no dudes más. Reserva una cita con nosotros dando Clic Aquí o llamando al (01) 7859646. Nos ubicamos en la avenida Javier Prado Oeste 1760, San Isidro 15073. Otros te cobrarán por escucharte, nosotros estaremos para ti desde el minuto uno asesorándote con los mejores profesionales en Derecho de familia. Tu primera consulta es completamente gratis.